LAS TRES “R” : REDUCIR, REUSAR, RECICLAR


By CRN

El progreso, en la que inevitablemente va unidad la sociedad de la información, ha cambiado la manera de pensar tradicional, basada en una economía de subsistencia en la que predominaba la reutilización y el reciclaje, en aras a una nueva cultura del consumismo ”de usar y tirar “ y de la comodidad.
Lamentablemente también, ha comenzado a aumentar la cantidad de basura generada ( incrementándose además su toxicidad) hasta el punto que, en la actualidad, es un problema ambiental muy serio de muy difícil solución, y que con toda probabilidad, heredaran las generaciones venideras.
Además, para agravar el problema, las reservas naturales de materias primas y las fuentes energéticas disminuyen, mientras los costes de su extracción aumentan (siendo todo esto una fuente de muy graves de impactos ambientales y desequilibrios sociales).

REDUCIR

Cada ciudadano genera por término medio sobre 1 Kg de basura al día ( yendo esta en su mayoría a parar a vertederos e incineradoras), procediendo buena parte de estos residuos de envases y embalajes. Desgraciadamente estos productos normalmente son fabricados a partir de materias primas no renovables, o por desgracia, que aun siendo renovables se están explotando a un ritmo superior al de su regeneración (por ejemplo la madera para la fabricación de celulosa) y difícilmente reciclables una vez se han utilizado.
También al montante anterior, tenemos que añadir residuos derivados de pinturas, disolventes, insecticidas, productos de limpieza, productos químicos, etc., considerados residuos peligrosos porque suponen un riesgo importante para la salud o el medio ambiente, pese a que sólo representan un pequeño porcentaje del total.

Ademas a esta se añade la basura “tecnológica” cada vez mas numerosa y problematica..

Todo esta basura puede ser llevados a vertederos, pero ocupa mucho terreno y contamina suelos, aguas, etc. e incinerarla tampoco es la solución, pues se emiten contaminantes atmosféricos y se producen cenizas y escorias muy tóxicas.

Es necesario pues, que todos tomemos conciencia y responsabilidad del problema que significa manejar la basura.
Basten como ejemplos, estas sencillas prácticas para mitigar el problema de la basura:

Antes de desechar algo deberíamos pensar que otros usos podrían tener ese artículo.
Si algo está roto, quizás lo podríamos reparar o dárselo a quien lo sepa reparar.
Restaurar terminales o dispositivos antiguos( por ejemplo antiguos teléfonos de disco), en lugar de simplemente tirarlos, podría ser una pasatiempo donde, con toda certeza, será necesario la inversión de nuestro ingenio y que con seguridad sé vera compensado con un brillante resultado final.
Quizás estos objetos que no necesitamos podríamos venderlos y de paso obtener unos ingresos extras (Internet es un buen punto de partida: accecediendo a portales de compra-venta especificos como http://www.ebay.es o http://www.compraventa.com ) .
Tal vez todos estos objetos que ya no necesitamos, podrían simplemente regalarlos a otras personas ( familias, amigos, compañeros del trabajo, etc.) que podrían necesitarlos.
Por ultimo y no menos importante, todo aquel equipamiento que no usamos, podríamos llevarlo a instituciones benéficas que probablemente sabrán que hacer con estos.

Se trata pues, en definitiva, de que pongamos en práctica la consigna de las tres “R”: Reducir, Reutilizar y Reciclar, en este orden de importancia.

 

Reducir es necesario, pues reduciendo la cantidad de productos que consumimos podremos darle un respiro a nuestro planeta, pues para fabricar todo lo que utilizamos necesitamos materias primas, agua, energía, minerales, etc. que pueden agotarse o tardar muchísimo tiempo en renovarse.

A continuación citaremos algunos ejemplos prácticos:

– A la hora de escoger los equipamientos, productos, terminales, etc. semejantes deberíamos utilizar también como criterio de selección aquellos que tengan un menor envasado y embalaje evitando en lo posible la selección productos excesivamente empaquetados.

– Por regla general los envoltorios de cartón o papel son los menos dañinos, por lo que deberíamos utilizar este criterio también a la hora de la selección de equipamiento, productos etc.

-Es necesario, especialmente en relación con el papel y el cartón, que pongamos en práctica la regla de las tres “R”: Reducir, Reutilizar y Reciclar, evitando el consumo innecesario de estos reutilizándolos para otros usos y, sólo cuando ya no nos sirva para absolutamente nada, será cuando debamos llevarlos a un contenedor para reciclar.

-Los papeles de imposible o difícil reciclaje (plastificados, encerados, de fax, etc.) sólo deberíamos emplearlos cuando no exista otra posibilidad menos impactante.

-El dicho “lo barato sale caro” sirve en muchas ocasiones. Desde terminales de mala calidad hasta simples conectadores, debiéramos seleccionar aquellos que vayan a tener más larga duración y que puedan ser reparados en caso de avería o rotura..

REUSAR

Cuantos más objetos volvamos a utilizar, menos basura produciremos y menos recursos tendremos que gastar, por lo que cuando nos referimos a reusar, hablamos del proceso mediante el cual se “ re-aprovecha “ algún bien que ya ha sido utilizado, pero que aún puede ser empleado en alguna actividad secundaria. Por ejemplo, el papel una vez utilizado por una cara, puede ser empleado por el otro lado para borradores.

RECICLAR
Reciclar hace alusión a que cuando un producto ya ha sido aprovechado en su totalidad o no se le quiere dar un uso secundario, se destruye mediante un proceso específico a través del cual sus “desperdicios” pueden ser empleados para producir algún producto “nuevo”.
Por ejemplo, los restos de cables procedentes de pares de cobre que usualmente usamos en telecomunicaciones, pueden ser reciclados para hacer cables “nuevos”.
Esto proceso, implica una menor utilización de materias primas nuevas, pero no es la panacea, ya que en la mayoría de los casos, requerirá energía y el consumo de nuevos recursos en el transcurso de la transformación de la basura en nuevos materiales.
En el caso de la electronioca de consumo , al margen de procesos específicos industriales de reciclado específicos de dispositivos electrónicos donde se separan los diferentes elementos como plásticos, metales, cableado, herrajes, resinas, cristales, etc. para su posterior reciclado, existen otras vías de reciclado altamente beneficiosa para el medio ambiente, y que podrían estar más arraigadas y que, a juicio del que escribe estas líneas, podrían y deberían mejorarse, aplicando nuestro ingenio para tratar de no producir los 90 millones de toneladas de basura ( en la que deberemos incluir también la procedente o derivadas de nuestra actividad) que cada uno de nosotros acumulara a lo largo de nuestra vida y que irremisiblemente dejaremos en herencia a las generaciones venideras.

Anuncios

4 comentarios el “LAS TRES “R” : REDUCIR, REUSAR, RECICLAR

  1. pablos dice:

    hola
    la verdad esta muy bien

    Me gusta

  2. ESTEBAN dice:

    me gusto mucho sigue asi

    Me gusta

  3. erika dice:

    redusir ,reusar y resiclar son las tres R palabras importantes

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s