El mercurio de las lámparas CFL


Interesante documental de la Televisión Alemana que  nos  alerta  sobre el riesgo que implican las lámparas de bajo consumo y las lámparas fluorescentes  por necesitar  mercurio para poder funcionar

EFECTOS SOBRE LA SALUD

Es evidente pues  que generan  contaminación por el  mercurio  que continen   muy especialmente  por los vapores de  Hg   emitidos por la  rotura, quedando este  mucho tiempo en la habitación.

el mercurio puede permanecer por mucho tiempo en la atmósfera antes de depositarse (…)  Ocasiona una amplia gama de efectos sistémicos en humanos (riñones hígado, estómago, intestinos, pulmones y una especial sensibilidad del sistema ner­vioso), aunque varían con la forma química. Los microorganismos convierten el mer­curio inorgánico en metilmercurio, una forma química muy tóxica, persistente y bio, acumulable y que, además, se absorbe fácilmente en el tracto gastrointestinal huma­no”.) 50 millones de lamparitas producirán 250 kilos de mercurio.

Estado de Maine – USA. EPA y informe Shedding Light on Mercury Risks from CFL Breakage – The Mercury Policy Project  “demostró que en caso de rotura (…) las concentraciones de mercurio en la habitación donde una lámpara se rompe permanecen elevadas. El mercurio se adhiere a todo tipo de fibras textiles -alfombras, cortinas, ropa, etc.- que después pueden desprender vapores de mercurio durante mucho tiempo.”

Otro  riesgo es el efecto en  la piel pues EMITEN RADIACION UV 

Estamos preocupados por los riesgos para los pacientes sensibles a la luz que tienen severos trastornos en la piel”. Harry Moseley -consultor científico en la escocesa Universidad de Dundee en declaracions a la BBC. Recomendación del Consejo de Europa de 12 de julio de 1999 “Las personas que utilizan este tipo de lámparas -por ejemplo como lámpara de cabecera, muy cerca de sus cabezales, en sus mesas de trabajo o en sus despachos pueden estar expuestas, según la distancia y potencia de esas lámparas, a unos campos eléctricos de 2 a 100 V/m e incluso más”.

Tambien pueden producir problemas en la visión:

su centelleo puede provocar migrañas, fatiga, confusión, vértigo, zumbido en los oídos, problemas en los ojos, náuseas e irritaciones de la piel además de agravar la sintomatología de las personas sensibles a los campos electromagnéticos.” Antonio F. Muro, investigador español.

Las fluctuaciones de la luz fluorescente afectan a la actividad subcortical. Eysel y Buranndt (1984) estimularon las neuronas visuales del gato mediante la observación de una superficie que subtendía a 50 grados, estímulo mayor que los utilizados en los estudios fisiológicos de neuronas aisladas. Se iluminaba la superficie con luz fluorescente, con luz incandescente de la misma brillantez o con luz diurna.” “la pulsación de alta frecuencia de luz perturba el control de los movimientos oculares en los pacientes explorados.” “El efecto de la luz pulsátil en los movimientos oculares puede ayudar a explicar la ligera disminución del rendimiento en la función de búsqueda visual observada en un trabajo de Rey y Rey-  Anales de la Sociedad Ergooftalmológica Española1998

  También   pueden producir cefaleas

Golla y Winter (1959) demostraron que, a diferencia de los controles, en las personas que sufrían de cefaleas episódicas la amplitud de las respuestas a la luz intermitente era mayor con frecuencias de destello de 20 Hz que con las frecuencias bajas, lo que se denominó respuesta H (H-response)”. Anales de la Sociedad Ergooftalmológica Española1998

 Por último  pueden generar riesgos domésticos

Hay evidencias de que una iluminación baja puede dar lugar a un mayor número de caídas en personas con poca visión” Royal College of Ophthalmologists UK

COMPRA Y RECICLAJE

Tambien hay   evidencias  pues de que hay lámparas CFL  que iluminan menos que lo especificado en los envases  y duran mucho menos que la canti­dad de horas que figura en la caja contenedora

Ademas de  todo lo anterior , algunas lámparas de mala calidad no son eléctri­camente seguras y podrían ser causantes de incendios:

INTI, Instituto Nacional de Tecnología Industrial, Argentina. 2009, que además anuncia que no ha realizado estudios específi­cos sobre impacto ambiental ni de disposición final luego del uso de las lámparas fluo­rescentes compactas con balasto electrónico incorporado, conocidas como lámparas de bajo consumo.”

 

Asimismo ,no hay certezas en los organismos nacionales sobre cómo operar su recogida  y  reciclaje

Dir. de Residuos Peligrosos, Dir. Nac. de Control Ambiental, Subs. de Control y Fiscalización Ambiental y Prevención de la Contaminación “Esta DRP no tiene conocimiento de la realización de tales estudios de impactos ambientales por parte de este organismo ni de otros.(…)  La dificultad se presenta a la hora del descarte, dado que deben ser gestionadas como residuos peligrosos debido a su contenido en mercurio y otros metales.

 

Por ultimo  algunos apuntan   que  es discutible que ahorren energía

Según el INTI, al generar menos luz que su equivalente de filamento, el usuario instala dos y hasta tres bombillas de “bajo consumo”, con lo cual el ahorro real energético es despreciable, si acaso lo hay.

Por supuesto en contra de  todo lo expuesto ,se argumenta que las emisiones atmosféricas de mercurio debido a la generación de energía en usinas de combustible fósil, sería mayor que la posible carga de mercurio al ambiente de los residuos de lámparas. Creemos que es una paradoja engañosa, pues si se deben poner más unidades o de mayor potencia para equiparar la luminosidad en la mayoría de las unidades que se venden o entregan de segunda o tercera marca y además, en uso doméstico, duran un 80% menos (por lo cual hay que recambiarlas muy frecuentemente) las emisiones serán si no las mismas, mayores. Además, ¿buscamos equiparar emisiones, o evitarlas?