Uso de los conductimetros o medidores TDS


Los conductimetros  ,es decir los  medidores de conductividad o medidores TDS (sólidos totales disueltos ) se han hecho muy famosos a raiz de proliferar los sistemas de osmosis inversa pues nos dan una medida muy real del estado del agua tras el  proceso de filtrado y osmosis

La conductividad es una variable que se controla en muchos sectores, desde la industria química a la agricultura y modernamente  también en ámbito domestico pues como veremos nos da una  idea bastante cercana  de  la calidad del agua que consumimos.

Esta variable depende de la cantidad de sales disueltas presentes en un líquido y es inversamente  proporcional a la resistividad del mismo , definiéndose  como la capacidad de una sustancia de conducir la corriente eléctrica (es decir lo contrario de la resistencia)  .La unidad de medición  de la conductividad utilizada comúnmente es el  microSiemens/cm (µS/cm)

Conductividad del agua

Agua pura: 0.055 µS/cm
Agua destilada: 0.5 µS/cm
Agua de montaña: 1.0 µS/cm
Agua para uso doméstico: 500 a 800 µS/cm
Máx. para agua potable: 10055 µS/cm
Agua de mar: 52 µS/cm

Utilizando medidores de conductividad o sólidos disueltos, es posible obtener con muy buena aproximación, el valor de la dureza del agua,incluso en grados franceses ( 1 ºf = 10 ppm de CaCO3) pues  la dureza del agua está determinada por la concentración de carbonato de calcio (CaCO3), la que constituye el 90% aproximadamente de los sólidos disueltos en el agua (dividiendo por 20 las medidas en µS/cm, se obtiene el valor de dureza del agua en grados franceses)

El término TDS describe la cantidad total de sólidos disueltos en el agua,por lo que TDS y la conductividad eléctrica están estrechamente relacionadas:cuanto mayor sea la cantidad de sales disueltas en el agua, mayor será el valor de la conductividad eléctrica, de hecho si el análisis de su agua indica la TDS y la conductividad eléctrica, entonces debería ser posible el establecimiento de la siguiente relación:

+500 ppm corresponden a 1000 mS/cm ó 1 EC

Esto puede medirse fácilmente con un medidor de TDS sobre todo cuando trabajamos con ósmosis inversa  pues  la conductividad o el TDS antes y después del equipo de  ósmosis nos darían  una relación del porcentaje de rechazo  de todas las  sales disueltas en el agua, ya sean incrustantes o no.

IMPORTANTE: Las mediciones de dureza del agua por medio de conductivímetros o medidores de TDS deben ser realizadas antes de los tratamientos de descalcificación del agua. De hecho, estos dispositivos sustituyen el calcio (carbonato) con el sodio, disminuyendo el grado de dureza del agua, sin variar las concentraciones de sólidos disueltos.

Aspecto de los medidores de TDS

Para el uso domestico   no profesional   existen medidores portatiles de sales y compuestos disueltos en el agua escala 0 – 9990 ppm (TDS)  donde  la unidad de medida es  el   PPM (partes por millón de partículas sólidas en el agua)  y que por tanto nos indicaran a el grado de pureza del agua.

Importante destacar que valores superiores a 150 ppm requieren de tratamiento de agua mediante Ósmosis Inversa para el consumo humano.

Este tipo de equipos suelen ser del tamaño de un termómetro de un precio  mas  o menos similar (entre 10 y 20€) , suelen incluir la función hold para cómoda lectura fuera del agua  y la precisión de lectura oscila  entre  +- 3%.