Curiosidades sobre los ledes


Un led   (del acrónimo inglés LED, light-emitting diode: ‘diodo emisor de luz’; ) es un componente optoelectrónico pasivo y, más concretamente, un diodo que emite luz desarollado por primera  vez por  Oleg Vladimírovich Lósev (1903-1942)  en 1927.

Habría que esperar casi 35 años hasta que  Nick Holonyak inventase  el primer  led en 1962 mientras trabajaba como científico asesor en un laboratorio de General Electric en Syracuse (Nueva York) .Unos años después ya en  los años sesenta el led se comenzó a producir industrialmente , pero sólo se podían construir de color rojo, verde , amarillo e infrarojo , con poca intensidad de luz ,limitandose  su uso en  mandos a distancia (controles remotos), displays numericos así como indicadores para señalar el encendido y apagado de apartos electronicos.

Por fín  a finales de los años noventa se inventaron los ledes ultravioletas y azules. Gracias a la invención de los ledes azules se  dio el paso al desarrollo del led blanco, que es un led de luz azul con recubrimiento de fósforo que produce una luz amarilla. La mezcla del azul y el amarillo (colores complementarios en el espectro RGB) produce una luz blanquecina denominada «luz de luna» que consigue alta luminosidad (7 lúmenes unidad), con lo cual se ha logrado ampliar su utilización en otros sistemas de iluminación.

El 7 de octubre de 2014, los japoneses Isamu Akasaki, Hiroshi Amano y Shuji Nakamura (este último nacionalizado estadounidense), han sido distinguidos con el Premio Nobel de Física 2014 por inventar el diodo emisor de luz LED azul.

 

Los ledes presentan muchas ventajas sobre las fuentes de luz  tradicional incandescente y fluorescente, tales como:

  • Bajo consumo de energía,
  • Mayor tiempo de vida
  • Tamaño reducido
  • Resistencia a las vibraciones
  • Reducida emisión de calor,
  • No contienen mercurio (el cual al exponerse en el medio ambiente es altamente nocivo)en comparación con la tecnología fluorescente,
  • No crean campos magnéticos altos como la tecnología de inducción magnética, con los cuales se crea mayor radiación residual hacia el ser humano;
  • Reducen ruidos en las líneas eléctricas
  • Son especiales para utilizarse con sistemas fotovoltaicos (paneles solares) en comparación con cualquier otra tecnología actual
  • No les afecta el encendido intermitente (es decir pueden funcionar como luces estroboscópicas) y esto no reduce su vida promedio
  • Son especiales para sistemas antiexplosión ya que cuentan con un material resistente,
  • En la mayoría de los colores (a excepción de los ledes azules), cuentan con un alto nivel de fiabilidad y duración.
  • Tiempo de encendido muy corto (menor de 1 milisegundo) en comparación con las luminarias de alta potencia como lo son las luminarias de alta intensidad de vapor de sodio, aditivos metálicos, halogenuro o halogenadas y demás sistemas con tecnología incandescente.

 

La excelente variedad de colores en que se producen los ledes ha permitido el desarrollo de nuevas pantallas para fines publicitarios, informativos o para señalización ,pero lo realmente interesante es   que  se pueden acondicionar o incorporarse en un porcentaje mayor al 90 % a todas las tecnologías de iluminación actuales   aportando  sólo ventajas al consumir el 92 % menos que las lámparas incandescentes de uso doméstico común y el 30 % menos que la mayoría de las lámparas fluorescentes; además,  pudiendo durar hasta 20 años.

Estas características convierten a los ledes de luz blanca en una alternativa muy prometedora para la iluminación.

 

Aunque la palabra led se escribe en minúscula  se ha lexicalizado y ha pasado a emplearse como sustantivo común; de esta manera lo recogerá la Real Academia en la próxima edición de su Diccionario.

Por tanto led, ‘diodo de material semiconductor que emite luz al aplicar una tensión eléctrica, y que se utiliza para componer imágenes en pantallas de diversos instrumentos, como calculadoras, relojes digitales, etc.’, se debe escribir en minúscula y en redonda.

En cuanto a su plural, en los medios de comunicación aparece de diferentes maneras:«En España se ha propuesto que, para el 2016, todos los municipios de más de 25 000 habitantes cuenten con lámparas led en sus calles», «Los LEDs aspiran a ser las bombillas del futuro», «Los led redibujan el mundo», etc.

El plural de led se forma atendiendo a las normas del español; por tanto, al ser una palabra que termina en -d debe añadirse –es y escribirse ledes en lugar de leds o LEDs, del mismo modo que se escribe redes y no reds.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s