Volver a caminar ya es posible


Los humanos hemos usado durante mucho tiempo las armaduras como exoesqueletos artificiales para nuestra  protección, especialmente en combate. Las ortesis son sin embargo una forma médica limitada de exoesqueleto constituyendo un mecanismo que acoplado a una pierna, o al torso, permite mejorar o corregir el comportamiento de esa pierna o de la espina dorsal en contraposición a una prótesis  que es un dispositivo que sustituye la parte faltante del miembro

Los exoesqueletos  han  saltado al terreno de la ciencia-ficción,  de hecho no en vano  el gobierno de los Estados Unidos ha financiado con 50 millones de dólares un proyecto para integrar exoesqueletos mecánicos a unidades de Marines, con propósito de aumentar su rendimiento,   pero  donde realmente se esta viendo disrruptivo es el campo de la salud.

Indego es el  segundo exoesqueleto para recibir la certificación de la FDA de Estados Unidos para su uso. El primero fue un dispositivo producido por  Robótica Ltd. Sin embargo, Indego ha realizado el ensayo clínico más grande exoesqueleto realizado en los Estados Unidos a lo largo de más de 1.200 sesiones individuales donde  los participantes del estudio fueron capaces de utilizar Indego para caminar con seguridad en una variedad de superficies interiores y exteriores s sin acontecimientos adversos graves.

 

 

Indego  es un ortesis de potencia que   permite a las personas paralizadas por debajo de la cintura se pongan de pie y caminar, siendo el resultado de un esfuerzo intensivo, de 10 años. El desarrollo inicial fue financiado por una subvención del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano . En 2012 Parker, líder mundial en tecnologías de movimiento y control, adquirió una licencia exclusiva para comercializar el diseño y ha trabajado en estrecha colaboración con el grupo de Goldfarb para desarrollar una versión comercial del dispositivo médico.

El carácter innovador del diseño Indego llevó Mecánica Popular para nombrar Goldfarb uno de sus ” Diez innovadores que cambiaron el mundo ” en 2013.

La FDA ha dado autorización para comercializar y vender el exoesqueleto de los miembros inferiores impulsado creado por un equipo de ingenieros de Vanderbilt y comercializado por  Parker , tanto para uso clínico y personal en los Estados Unidos por  lo que en unos días cualquiera podrá comprar este milagro de la tecnología.

 

Hasta hace poco, los robots “llevables” como Indego eran cosa de ciencia ficción , pero en los últimos 15 años, gracias a  los avances en las tecnologías de la robótica, la microelectrónica, la batería y el motor eléctrico han hecho que sea práctico poder desarrollarlos para ayudar a las personas con lesiones de la médula espinal y accidente cerebrovascular.

Este dispositivo actúa como un esqueleto externo. Sus correas se ciñen al rededor  del torso y las piernas se atan a los soportes rígidos y se extienden desde la cadera hasta la rodilla y de la rodilla hasta el pie. Las articulaciones de la cadera y de la rodilla son impulsados por motores eléctricos controlados por ordenador  siendo alimentado todo el conjunto  por baterías avanzadas. Los pacientes  utilizan ademas  andadores o muletas para mantener su equilibrio.

De hecho se puede pensar en este exoesqueleto como un Segway con las piernas. Si la persona que lo lleva se inclina hacia delante, se mueve hacia adelante. Si se inclina hacia atrás y mantiene esa posición durante unos segundos, se sienta. Cuando está sentado, si se inclina hacia delante y mantiene esa posición durante unos segundos, y luego se pone de pie

Indego pesa unos 13kg   ,viene en tamaños intercambiables y puede acomodar una persona con  altura que va desde 155 hasta  191cm  y un peso de hasta  113kg  . Actualmente Indego se puede utilizar con los índices de lesiones de la médula espinal de T7 a L5 en las comunidades o en el hogar y con los niveles de daño de T4 a L5 en los centros de rehabilitación (pero sin embargo no está destinado para los deportes o subir escaleras ).

 

indego

Indego también tiene dos características que están diseñadas específicamente para ayudar en la rehabilitación:

  • La cantidad de asistencia robótica se ajusta automáticamente a los usuarios que tienen cierto control muscular en las piernas. Esto les permite utilizar sus propios músculos al caminar. Cuando un usuario está totalmente paralizado, el dispositivo hace todo el trabajo. Los otros diseños proporcionan plena potencia todo el tiempo.
  • Es el único robot portátil que incorpora una tecnología de rehabilitación probada llamada estimulación eléctrica funcional. FES aplica pequeños impulsos eléctricos a los músculos paralizados, haciendo que se contraigan y se relajen. FES pueden mejorar la fuerza en las piernas de las personas con paraplejia incompleta. Para parapléjicos completos, FES puede mejorar la circulación, cambiar la densidad ósea y reducir la atrofia muscular.
  • Uno de los objetivos de diseño de Goldfarb fue dar a los usuarios la máxima cantidad de libertad personal posible. Uno de sus requisitos, por ejemplo, fue permitir al usuario poner en el exoesqueleto y quitárselo mientras se  está sentado en una silla de ruedas. Como resultado,  Indego es considerablemente más ligero y menos voluminoso que los otros exoesqueletos en desarrollo ( y ademas tiene al posibilidad de cargarlo con una segunda batería auxiliar)
  • Las personas que usan sillas de ruedas con regularidad puede desarrollar serios problemas con su urinario, respiratorio, cardiovascular y digestivo, así como conseguir  aumentar  osteoporosis, úlceras por presión, coágulos de sangre y otras afecciones asociadas con la falta de movilidad. El riesgo de desarrollar estas condiciones puede reducirse considerablemente por estar de pie regularmente, gracias al movimiento y el ejercicio de sus extremidades inferiores.

 

Indego esta disponible también en Europa desde noviembre, cuando recibió la marca CE, equivalente de aprobación de la FDA de la Unión Europea siendo el precio inicial  de $ 80.000.

El siguiente paso es conseguir que el gran coste de dispositivo sea subvencionado  por los seguro de salud. Este consiste en reunir a los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) para aprobar un “código de tarifa” para el exoesqueleto: un código numérico que identifica las características de los pacientes que Medicare / Medicaid reembolsará por la compra de una determinada pieza de equipo médico. Por lo general, en EEUU el gobierno reembolsará el 80 por ciento del costo de los dispositivos médicos aprobados. En la mayoría de los casos los proveedores de seguros de salud privados adoptan el código CMS. Es de esperar que en Europa  se siga un modelo similar de subvenciones como en EEUU para sufragar el altisimo coste de esta maravilla tecnológica:

En el siguiente video podemos ver la historia de Michael Gore, un T10 completamente parapléjico, que comparte obre cómo el exoesqueleto Parker Indego® le ha permitido caminar de forma independiente por primera vez desde que un accidente de trabajo le dejó paralizado en febrero de 2002. Michael es uno de los primeros pacientes para probar Indigo como un dispositivo de rehabilitación en el Centro Shepherd en Atlanta, Georgia:

Indego se está probando actualmente en el Centro Shepherd, así como otros centros de rehabilitación que lleva a establecer un cuerpo de evidencia clínica de que demuestra los beneficios de que el dispositivo para la terapia y el uso personal. Parker está  aprobado en  la FDA y la marca CE, y en unos días se realizara el lanzamiento comercial .

Para obtener más información acerca de Indego, visite www.indego.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s