Una nueva vía hacia la sensorización del hogar


 

Notion es un nuevo dispositivo con forma de pastilla que entre sus muchas  posibilidades  ,  intenta tener controlado el movimiento y estado de la zona donde lo coloquemos, de modo que si  pasa algo fuera de lo normal – o programado – ocurra, nos mandará un aviso directamente a nuestro smart-phone.

El pequeño tamaño y la posibilidad de cualquiera de estos sensores  Notion permite dejarlo pegado en una de sus caras, facilitando que lo podamos dejar anclado en muchos sitios.

Han creado  aparte del sensor de movimiento siete sensores más para completar la monitorización de nuestro hogar   como son la temperatura ambiente, registro de sonido,sensores de líquidos ( filtraciones de agua)   , sensor  de orientación (girócopo )   y  sensor de  luz ( aparte del sensor de movimiento ya descrito).

Hay infinidad de aplicaciones  , como controlar escapes de agua en un lugar que tengamos  localizado, detectar presencias indeseables ,avisarnos si nos hemos dejado una luz encendida, o decirnos si una ventana se ha abierto.

El sistema además de enviarnos alarmas también  nos permite una motorización remota de la red de sensores construida.

Para hacer funcionar la red de sensores Notion , es necesario que todos los sensores   Notion que usemos están conectados a un Hub o estación central  llamada Hub Notion( cuesta unos 99$) que esta conectada a  la red de alimentación, y por supuesto via ethernet   al router de casa.

 

 

Fuente aqui

Anuncios

Nuevos sensores para tus plantas


El Flower Power de Parrot es un novedoso  dispositivo fabricando por la famosa  firma francesa Parrot( especializada en el uso de tecnología Bluetooth), que se coloca junto a las plantas,( pues el radio de acción es de 10 centímetro) en forma de un pequeño  tronco   que  es capaz de tomar  lecturas de humedad,luz,ph  y temperatura para ser consultados  desde una aplicación en un smartphone.

Lo más interesante de esta solución al igual  que otras similares soluciones para el jardín  basadas en M2M   es que propone una tecnología para uso cotidiano sin tener que pensar en que se está usando.

Al simular otra planta cuenta con una “raíz” para medir la humedad y cantidad de fertilizante de la tierra mediante dos sensores de ph y humedad asi como la temperatura en el tronco, completando el conjunto una rama que alberga una pila, tipo AAA (que dura seis meses), y la otra rama el sensor de luz encargándose de informarnos qué tal van las cosas en nuestras plantas mediante la medición de temperatura, humedad, y condiciones de fertilizante  avisandonos a nuestros smartphones si nuestra planta favorita está necesitada de un poco más de luz o agua, para que tomemos las medidas pertinentes. 

Para empezar a usarlo es necesario instalarse la aplicación gratuita creada al efecto, de momento solo para iPhone e iPad, (pero insisten en que en pocas semanas también estará para algunos modelos de Android con bluetooth de bajo consumo). Después toca escoger entre 2.000 categorías, después el tipo concreto de cultivo entre 6.000 tipos de plantas árboles y vegetal. Vale tanto para unos geranios, como para cilantro, una mata de tomate o unas zanahorias. Parrot insiste en que el catálogo de plantas va a ir en aumento.

Cada 15 minutos la aplicacicon , comprueba el estado general del ser vivo y lo actualiza en el móvil o tableta. Las gráficas se pueden consultar en tiempo real. A partir de estos datos crea las estimaciones a largo plazo. Si todos los iconos están en verde, todo está bajo control. Si aparecen en rojo es necesario realizar una acción. En este caso, se acompaña de una alerta.La aplicación asimismo avisa con una notificación cuando algo falla o hay que regar

A medida que se usa, mejora. Poco a poco conoce mejor la evolución de la planta. Tanto es así que si se va de viaje hace una estimación de cuando habría que renovar el sustrato. Envía consejos y permite avisar a un contacto para que se encargue de su cuidado.

La aplicación hace seguimiento de tantos sensores como desee:ya sea una sola planta o toda una hilera con el mismo cultivo e incluso todo un huero , eso sí  en caso de tener varias especies en el jardín, habría  que comprar más unidades aunque todas se monitor izarían desde el mismo terminal.

 Por ahora solo compatible con iPhone, pero prometen que la apliacion tambien llegara a Android. Se puede elegir entre verde, marrón o azul, para que no desentone demasiado con el resto de las plantas y  costará unos 50€ ¿Interesante verdad?

Fuente aqui

Un poco mas de información sobre Xively


xively

!Somos los Amazon Web Services de la Internet de las cosas !, dicen los portavoces  de  Xively.

En efecto  ,la famosa  plataforma de Internet de las cosas de datos antes conocido como Pachube, luego  Cosm y  ahora Xively   acaba de   tomar  una orientacion  muy  comercial intentado monetizar todo el conocimiento adquirido estos años.

En 2011, el proveedor de  acceso remoto de escritorio  LogMeIn adquirió Pachube, una startup con sede en Reino Unido la cual  operaba  como  un bus de  información basada en la web para los datos de sensores en tiempo real.

Descrito por el fundador Usman Haque como “un poco como Twitter para las máquinas”, Pachube tomo  una repercusion mediatica  importante  justamente  durante los terremotos en Japón 2011, cuando los ciudadanos lo utilizaron para mapear e integrar radiación lecturas datos de sus propios contadores Geiger.

Era peculiar la adquisición de LogMeIn, que no parece ser un candidato obvio para capitalizar la “Internet de las cosas”. Haque dijo en su momento que LogMeIn tiene un historial probado de la venta de tecnología complicada para los consumidores.

Desde el acuerdo, Pachube ha cambiado su nombre por el de Cosm – en parte, por lo menos, porque nadie podía pronunciar su apodo inicial. No ha dejado de ser un servicio gratuito  aunque atrajo a algunos clientes comerciales, tales como los medidores inteligentes del proveedor CurrentCost , que por cierto todavía se utiliza, sobre todo por los aficionados.

Receientemente , sin embargo, LogMeIn reveló su plan para liberar el potencial económico de la plataforma.

Se ha cambiado el nombre de nuevo, al parecer debido a problemas de derechos de autor. La plataforma es conocida como Xively (pronunciado Zively).

Más importante aún, se ha introducido una version de  pago para las empresas que deseen utilizar la plataforma como un back-end para sus productos conectados a Internet.  Según Chad Jones, vicepresidente de estrategia de producto para Xively, la medida responde a un interés creciente en un servicio comercial. “Tenemos hasta 15 consultas a la semana, y no  hemos hecho marketing”, diceChad   ( bueno esto no es del todo cierto pues  personalmente he visto publicidad en Internet  del servicio  cosm.com) .

Las empresas ahora pueden pagar 999 dólares por una licencia anual para utilizar la plataforma, además de entre $ 1 y $ 3 por dispositivo conectado, dependiendo de la cantidad de datos que produce cada “dispositivo”.A cambio, reciben un acuerdo de nivel de servicio con “ramificaciones” financieros para el cliente si no se cumple.

El principal atractivo para las empresas, Jones sostiene, es que se pueden obtener los datos de back-end para los dispositivos conectados en marcha y funcionando en cuestión de horas. “Vamos a hacer lo que Amazon Web Services ha hecho, pero aplicado a la Internet de las cosas”, dice.

Una empresa que ya ha firmado para evitar el s desembolso de nuevos  sistemas es una empresa de EE.UU. de fabricantes de atracciones de recintos feriales. Quería integrar sensores conectado en sus juegos mecánicos, y al principio consideraron la construcción de su propia  infraestructura de código abierto basado en la nube. “estimaban que se necesitarían 9 meses para construir, pero después de 6 semanas, su responsable  de TI se encontró con nosotros”, afirma Jones. “Se puso el sistema en funcionamiento en dos días.”

Jones espera que el negocio crezca  para   Xively y está convencido de que será una mina de oro.

“De acuerdo con Cisco, el Internet de las cosas es un mercado de $ 1,200,000,000,000,” él dice. “Vamos a hacer nuestro dinero.”

Fuente original en inglés     aqui