Reciclaje de un hub usb en un hub de alimentación


Cuando tenemos un número limitado de puertos USB, nos acordamos del fabricante y de quién tomo la decisión de poner tan pocos ( sobre todo si tenemos en cuenta que un hub USB cuesta apenas unos pocos euros y obviamente integrarlo en el equipo aun podria ser mucho menor su coste).

Realmente el funcionamiento de estos dispositivos es muy sencillo, y nos puede salvar de problemas si tenemos conectados muchos dispositivos a nuestro PC, como teclado, ratón, impresora, auriculares, etc.

Los hub normalmente suelen tener entre cuatro u ocho puertos, y suele haber de dos tipos: los que necesitan corriente externa ( por cierto no tan habituales ) y los que son autoalimentados desde el host. Desgraciadamente los autoalimentados suelen están limitados a los 900mA, corriente que es capaz de ofrecer un puerto USB 3.0 ( 500mA en el caso de USB 2.0 ), aunque con los nuevos estándares, la potencia puede ser aún mayor con un cable USB 4 que  puede llegar a gestionar hasta 100W.

La manera en la que estos HUB funcionan es bastante parecida a la que encontramos en el estándar WiFi 4 pues el controlador es el que se encarga de dar permiso a cada dispositivo para poder transmitir la señal hasta el puerto USB, asignando una dirección a cada uno de estos dispositivos conectados al hub. Este controlador va «interrogando» de manera secuencial a cada dispositivo si tiene algo de información que transmitir, donde cada dispositivo recibe todas las señales, pero solo responde a los intercambios que van dirigidos a él. Por ejemplo, primero pregunta al ratón para ver si se ha pulsado algún click. En segundo lugar, pregunta al teclado, y en tercer lugar a la memoria USB que tengamos conectada, y vuelve a iniciar el ciclo.

Actualmente podemos encontrar todo tipo de hub USB en el mercado y con todo tipo de precios, ahora bien, cuando nos disponemos a elegir uno, lo mejor es que nos decidamos siempre por uno de calidad. Podemos encontrar hubs USB desde los 4 o 5 euros y hasta los 100 euros, por lo que hay grandes diferencias entre unos y otros, desde la calidad de los materiales, hasta la controladora que utilizan, el número de conexiones que ofrecen o si cuentan con ciertas características como la tensión adicional.

Por desgracia la vida útil de un hub usb ( especialmente los de calidad media o baja), por lo que tarde o temprano terminaran fallando dejando inservible el dispositivo básicamente porque el controlador USB ( o los controladores en caso de controlar mas de 4 puertos) deja de funcionar quedando inservible el hub .

Pensando precisamente en ofrecerle una segunda a un hub usb averiado que no es reconocido por el host o fallan los dispositivos que se conectan a este, dado que la reparación normalmente será inabordable, una idea interesante, antes de desecharlo, es reusarlo esta vez como hub de alimentación USB , lo cual nos servirá para que en lugar de usar múltiples cargadores para cada dispositivo a cargar o alimentar, usar sólo un único alimentador de 5v usando para ello los conectores disponibles precisamente en un hub USB averiado, dado que físicamente estos seguirán operativos aunque el controlador se haya averiado.

Un conector USB está compuesto por 4 cables:

  1. El que lleva la tensión [+5V]
  2. El negativo del que lleva los datos [D-]
  3. El que lleva los datos [D+]
  4. El negativo de +5V, conectado a chasis o tierra [GND]

Es evidente entender que los cables mas importantes para nuestro cometido son la masa común o GND y los +5V– pues nuestro hub pasara a ser un hub de alimentación , y será por tanto ahí donde pondremos nuestro foco

Para empezar la tarea comenzaremos desmontando la carcasa de hub averiado ( normalmente de aluminio) para lo que utilizaremos para ese cometido alguna herramienta con filo para conseguir desprender el chasis.

Una vez hayamos conseguido desmontar el chasis , quedará expuesto la placa de circuito impreso, donde como se puede apreciar en la imagen ,quedaran claramente visibles los puntos de soldadura de los conectores USB de salida .El de entrada suele ser microUSB o minUSB, por lo solo quedan vsisbles solo los dos puntos de soldadura de la carcasa.

Ahora con un polímetro en modo resistencia debemos localizar la masa común o GND, para lo cual no una buena referencia podría ser los punto de soldadura del conector micro-usb de entrada al hub ( en la foto en la parte derecha los dos puntos blancos a que hay cerca del chasis blanco). Una vez localizada la masa comprobaremos la continuidad de esta con los puntos de soldadura de los conectores USB para localizar el punto – de cada conector USB ( en la foto GND es de los cuatro puntos el de mas de la izquierda y por tanto el de alimentación de +5V seria el la derecha).

Lo normal es que todas las masas (GND) y los +5V de los conectores USB ( incluido el de entrada ) estén interconectados TODOS entre si, lo cual podemos comprobar con el polímetro en modo continuidad, de modo que bastara conectar los 5vDC (y por supuesto GND ) en uno de los conectores para que estén todo los conectores USB alimentados por la alimentación exterior. Una vez nos aseguremos cuales son los pines correctos soldaremos los dos cables procedentes de un cargador de 5V externo cuidando una vez mas que los hilos son los correctos( puede ser cualquier fuente de 5DC reciclada de cualquier dispositivo que no vayamos a usar)

En este punto es crucial no equivocarnos con la polaridad porque podríamos estropear lo que conectemos , así que debemos asegurarnos antes de conectar lo que sea el hub, por lo que antes de conectar algo delicado a este ,conectaremos algo que no temamos perder como por ejemplo un pendrive averiado o un foco usb.

Una vez probado el funcionamiento del «nuevo» HUB con una fuente externa, ya podemos proceder a cerrar el hub, pero antes debemos aislar con cinta aislante la cara de soldaduras donde hemos conectado los cables procedentes de la fuente exterior

Como hemos conectado un cable exterior para encajar la carcasa deberemos practicar un orificio para conducir el cable por ahí.

Otra opción util es usar pegamento para fijar bien el cable y que no se mueva dentro de la carcasa.

Ya solo nos queda introducir la carcasa sobre la base.

Y una vez hayamos terminado de introducir el cuerpo sobre el chasis lo tendremos listo para usarlo

Bajo la opinión del que suscribe esta líneas puede ser útil este nuevo uso del mini-USB incluso mas útil que su uso como un convencional ( dado la gran cantidad de dispositivos existentes actualmente que se alimentan por USB) , pues además ahora ya no tendremos limitaciones a la hora de suministrar alimentación de corriente a todo lo vayamos conectando a el