Instalar sensor de aparcamiento sin taladrar el paragolpes


Tradicionalmente  los sistemas de aparcamiento instalados en los vehiculos actuales se basan en sensores ultrasonicos los cuales deben instalarse en los paragolpes en el proceso de fabricación o a posteriori, motivo por los que en los kits  de estos suelen incluir una broca especial para este fin.
Este sistema precisa pues solo de taladrar  , para hacer los agujeros con la corona que suelen incluir en los kits y conectar la centralita al positivo de la luz de marcha atras. Una vez pintados en el color del coche quedan muy bien y normalmente dan cero problemas de errores o de detección de obstáculos erróneos.
 Para todas aquellas personas que no quieran hacer taladros , han surgido recientemente  una nueva generación de  sensores electromagnéticos, los cuales tiene la ventaja de no tener que taladrar el parachoques, aunque la instalación podria implicar desmontar el paragolpes entero y    podrían dar algún fallo si detecta algún metal en el coche  por lo que hay que buscar un buen sitio donde ponerlo.

  Este sistema  gracias a su extensa antena, protege el parachoques sin puntos muertos pues utiliza las características de las ondas electromagnéticas de baja energía para detectar los obstáculos  protegiendo el parachoques en su totalidad, sin zonas muertas.

 La instalación de estos sensores se centra únicamente en conectar el buzzer a la centralita ( llevan un único conector que no da a confusión)   , conectar la alimentación de la centralita a la luz de marcha atrás  ( para esto habrá que medir con un polímetro  en el conector donde se conectan las luces traseras una por una hasta que al activar la marcha  atrás haya alimentación en esos pines )   y por ultimo pegar la antena   en la parte posterior del guardabarros ( es conveniente desmontarlo para simplificar la instalación )

 Como ventaja adicional de este sistema es  que es completamente invisible e impermeable y queda protegido de posibles daños porque el sistema de antena deberá  montarse  en el interior del parachoques  que deberá ser de plástico es decir, el 99% (turismos, vehículos comerciales y autocaravanas) pero esta circunstancia deberá ser tenida en cuenta si se precisa instalar en un vehículo  con cierta antigüedad.

 Normalmente casi todos estos sistemas tienen tres zonas de aviso:
 1 – zona de prealarma (de 0.50 a 0.80 m). sonido que progresivamente aumenta la frecuencia a la vez que se acerca al obstáculo.
 2 – zona de alarma (de 0.30 a 0.50 m). el bip se convierte en un sonido continuo a media frecuencia
 3 – zona de peligro (de 0,00 a 0.30 m). el bip es continuo a baja frecuencia. barro y nieve sobre el parachoques no obstaculizan la detección del obstáculo

 Como ventajas adicional del  sistema electromagnético ,aparte del impacto cero en la estética del   vehículo  es de destacar el mínimo consumo eléctrico (30mA) frente a los ultrasonicos (300mA) , la gran facilidad del mantenimiento  pues  los sensores ultrasonicos pueden ser dañados con cierta facilidad por terceros , la facilísima instalación   y como no  el bajisimo  precio  del sistema :  ! por 18$ con portes  incluido puede ser adquirido por ejemplo el sistema  en forma de kit   desde   aqui)

 Si estas interesado en instalar en tu vehículo un  sensor de este tipo  , en este video puede ver todos los pasos necesarios  para la auto-instalación de un sensor electromagnético  en  este estupendo videotutorial

http://pagead2.googlesyndication.com/pagead/show_ads.js

Anuncios